WRITING

Molacore, for a new cinema where awe is not only superficial

Hoy tuve la suerte de paladear un regalo de cumpleaños como si estuviera realmente envuelto por papel, de tanto como me ha gustado. Se trata de una suscripción a Filmin, donde he descubierto ya títulos suficientes para llenar todo mi año de pelis de toda pasta, hasta ponerme hasta la susodicha.

Por eso, y por estar produciendo una peli donde la idea es poner en práctica los aprendizajes que del cine se pueden sacar, aquí empieza Molacore, una celebración de los aciertos peliculeros que me vaya encontrando.

El Acierto de la Semana se lo lleva “Pensé que iba a haber fiesta” de Victoria Galardi. Un peliculón, una peli bella, emotiva y honesta.

Tenía muchas ganas de verla, ya por el equipo. Luego resultó que me enganchó bien desde el primer plano, y después me iba encontrando pedazos de historias y comportamientos que recopilaré para intentar practicarlos como humano. Que… Para eso es el cine, ¿no? Bueno, para eso, y para otras cosas. El acierto de la semana es una combinatoria acertada de un trabajo actoral sensacional y valiente, de momentos desternillantes en las conversaciones, así como por el fin primero y último de la existencia de los bípedos, siempre: Elena Anaya. Sin embargo, lo que acabó por hacerme decidir otorgar el honor fue, sin duda, que La Plasta Pseudo-humana que se hace llamar Torbe califica a la película vaga y perezosamente como aburrida. Supongo que ahora ya no se aburre, llevado por el pufo existencial. Ole, ole, ole.

 

LA Adventures

The Golden Years (of what)

Home is Where the Where is

Advertisements